Cantabria, Curiosidades, Faros

El faro de la Costa Esmeralda de Cantabria.

Es el lugar más recóndito de toda la costa de Cantabria. Casi inaccesible y todo un premio para la vista y el cuerpo cuando uno llega al final. Son 700 escalones que descienden desde el monte Buciero hasta las aguas más cristalinas de todo el Cantábrico. Por eso a esta zona se la conoce como la “Costa Esmeralda”.

En 1863 se construía el faro del caballo para avisar a los barcos de su cercanía con la costa. Por aquel entonces, el farero y su familia tenían que descender todo esos escalones para llegar a su puesto de trabajo. En 1993 el faro dejó de funcionar por los reiterados actos vandálicos. Actualmente es el punto intermedio entre la costa y las intensas aguas cristalinas.

Los 700 escalones fueron construidos por los presos del Cuartel del Presidio, la cárcel que Santoña tuvo desde 1824 a 1924 en el terreno cercano a la Plaza de Toros, en pleno núcleo urbano.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s